7 de febrero de 2016

Autorretrato asqueroso de mí a las diez menos cuarto de la noche


Normalmente no escribo nunca cuando soy feliz.
Entendamos feliz, como algo relativo. Entendámoslo todo como algo relativo. Lo relativo es bueno, lo relativo, conduce al equilibrio.
Creo que no me estoy explicando bien: normalmente, no quiero ser feliz. Porque el amor es una puta mierda.
Ahora bien: vive sin amor, y la habrás cagado. Todo el mundo sabe eso.
¿Tú no? En ese caso, no te bastará con tener suerte, necesitarás un cerebro nuevo cuando el amor acabe contigo.
A mí me da asco estar enamorado, la verdad. Toda esa maldita dependencia, no jodas. Porque al final dependes, necesitas, te apegas. Definitivamente, te hace menos libre, y yo, amo mi libertad por encima de todas las cosas. Pero es curiosa la vida, qué cabrona. Con esa misma libertad que tanto amo, me pongo a amar, que complicado. Ni idea.
Que alguien ponga una canción, por favor, me siento tan estúpido.

Cuando estoy triste escribo como un maldito hijo de puta.
En cambio, ahora, en este momento, sólo pienso en ella. Me doy asco, lo juro.
Lo que creo es que si por cojones el amor tiene que formar parte de la vida, lo chuli súper chuli ya de la muerte, sería tener claro qué cosa es el amor:
Todo se practica, el amor también.
Todo se aprende, el amor también.

A lo largo de mis múltiples y variadas cagadas en la vida, he aprendido algunas cosas. Estoy casi seguro, de que si vuelvo a cagarla, no será culpa del destino.
Tengo al destino hasta los cojones.
No sé lo que se hace para que toda esto del amor funcione. Entiéndase por funcione, tres tomas al día de te jodes, te aguantas, porque si patatín, porque si patatán. Y vas y lo soportas. Más o menos.
Pero sé lo que, no se hace. De eso, estoy, total, absolutamente y que me maten, convencido.
No se hace llorar a la persona que te quiere. Bajo ningún concepto.
Eso no ha sonado muy relativo.
No se le anula la voluntad, ni se le matan los sueños, ni se le pide perdón por cosas que son imperdonables.
No se cuestiona si el otro individuo es o no es esto o lo otro. Es. No hay más. Es, incluso en todos los millones de momentos en el que nos parece, que sólo vive por nosotros. Porque ha elegido amarte. Libremente.
¿De qué otro modo sería posible?
No te derrumbas. Y si te derrumbas, no te levantes, ni se te ocurra, porque cuando lo hagas, el otro estará llorando por tu culpa, y eso, es caca, de la vaca.
Si te han dicho que todo se paga, olvídalo. No es del todo exactamente así. Hay cosas, que no pueden pagarse. Por mucho que lo intentes.
Cuánta mierda me he comido, en serio, por amar. Y en cambio por no amar, me pierdo la vida. Mi vida.
Creo que perderse la vida es una de esas cosas que no puede perdonarse, ni aunque lo intentes.
Y el caso es que soy un gilipollas, porque el amor a mí, me la pela, y al mismo tiempo, perdida ya toda dignidad y rumbo, ridículamente idiotizado, vaya, me enamoro como un cerdo y soy feliz.


O lo intento. Es que se parecen esas cosas, creo. Hay que ser muy gilipollas, eso sí. O muy hombre.

O muy mujer. Y aceptar el hecho de que no quieres morirte sin haber amado, al menos, un poquito, al menos, una vez, porque si no, seguramente, ya estés muerto, enterrado entre cosas que sabes que no sirven para nada, sí, coches grandes y grandes pajas mentales sobre lo guapo y magnifico que se ve uno, rodeado de todas mis cosas que no sirven para nada. Solo. Porque soy magnífico. Una pasada. Y un día, te levantas y decides que estás equivocado. Que puedes cambiar. Que aún no es tarde para amar.

Y ese día, llueve. Y es tarde. Y entonces lloras. Y te das cuenta, de que nunca nadie te ha querido, y de que todas tus lágrimas, son culpa tuya, porque tú tampoco te has querido.

19 comentarios:

  1. Normalmente no escribo nunca cuando soy feliz.

    Qué todo esto no es verdad. Te leído textos tan felices.
    Y por otro lado y al margen me pregunto
    ¿ Uno es libre de lo qué escribe?

    Para no estar inspirado, te has lucido.
    Ama, Ama Y ensancha el alma

    Feliz lunes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo claro si uno es libre de lo que escribe. Miedo me da. Y si, tengo textos felices. Mientras pueda pelar patatas.

      Eliminar
    2. No tengo claro si uno es libre de lo que escribe. Miedo me da. Y si, tengo textos felices. Mientras pueda pelar patatas.

      Eliminar
  2. Buena y triste reflexión y mejor final. Ahí está la clave. No nos enseñan a amarnos por encima de todo, que no de todos, la cultura cristiana es un lastre terrible. Buscar el equilibrio es empezar a amarse. Saber que debes hacerlo es ya un primer paso. Saluditos.
    Balbi Mar

    ResponderEliminar
  3. ¿Pelar cebollas y llorar un texto feliz para complacerse con un brouwnie de amor, o la tristeza de amar, la delicadeza del manjar, y comerse el crudo corazón?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto menos te entiendo, más cerca estoy de poner una lavadora.

      Eliminar
    2. Cuanto menos te entiendo, más cerca estoy de poner una lavadora.

      Eliminar
    3. Hablo así para que podamos estar cerca de las lavadoras sin necesidad de entendernos.

      Eliminar
  4. Billy tu relatividad da miles de vuelta de campana, antes de que se abra y se cierre la mano y somete a la luna y yo sé que siempre tienes otra mano metida en otro sitio mientras dan vuelta las lavadoras y ladran los perros y nadie puede atraparla ni adivinar en qué senos, en qué cigarrillos de contrabando y contrá qué cornisas saltó con todo al vacío

    ResponderEliminar
  5. Ay si yo no hablara el idioma de los pájaros. Quién os entendería?

    ResponderEliminar
  6. Ay si yo no hablara el idioma de los pájaros. Quién os entendería?

    ResponderEliminar
  7. Idiotizada me hallo.
    Deja de echarle la culpa al destino de tus cagadas. Si no quieres estar enamorado, es solo culpa tuya.
    No hagas llorar a nadie. Yo soy Nadie.
    Así que ama como un cerdo y sé feliz.

    ResponderEliminar
  8. Eres más impredecible que relativo, creo yo. El amor es un poco así también: a ratos libre a ratos cautivo, a ratos comprensible a ratos caótico, a ratos verdugo a ratos víctima. La autoestima y el amor propio es la base.

    ResponderEliminar
  9. Amar como un cerdo es la forma buena de amar, sin contenciones, sin remilgos. Aunque sí, estar enamorado es... enfermizo, obsesivo, dependiente... pero tan bonito y necesario... ¿Quieres decir que no estará en un gen?
    Otra pregunta, ¿pelar patatas es remedio universal transitorio para todos los males?
    Besitos, muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pelar patatas es de lo mejor que puede pasarte si estás triste. Prueba. A no ser que nunca estés triste.

      Eliminar