3 de marzo de 2016

Juegos de invierno


-Empieza tú.

-No, empieza tú.

Ya empezamos.
A veces jugamos a ver quiénes somos. Todavía.
Empiezo yo:

-Me gustan las pistas de basket cuando llueve. Los charcos que se forman y cómo se reflejan en ellos los edificios y van los pájaros a beber y las hojitas de los árboles a morir ahogadas.

-Vale. Me gusta que sonrías.

-¿Y?

-Y nada. Eso.

-Bueno...Sigo: me gusta el traca traca y el slurp slurp y el chunga chunga y el mmmmmmmmmmm...mmmmmmmmmm...y que me comas la...

-Lo he entendido. Me toca: me gusta morirme contigo.

-¿Así? Podrías extenderte un poco más, no sé, a veces no te entiendo. ¿Qué coño significa morirme contigo?

-Qué tonto eres. Con lo listo que eres. Te toca. Di que te gusta quererme.

-¿Sabes qué me gusta de verdad? Darte mordiscos. Y que salga sangre.

-Pues a mí sólo me duelen.

-Que no. Que te gustan.

-Una mierda me gustan.

-¿Y por qué te dejas?

-Porque te gusta a ti.

A veces jugamos a ver si aquello que empezamos sigue ahí.

A veces dejamos que el silencio. Nos miramos. Nos cogemos de la mano.

A veces, nos besamos. No como un beso de todos los día de adiós que me voy al trabajo o de hola qué tal ya estoy aquí o de sana que sana culito de rana que por poco te matas con el quicio de la puerta ni, un beso de esos de vale vale lo que tú digas por tal de no escucharte o un beso, guarro de te la voy a meter hasta los huevos o el beso ese de ha sido sin querer ¿me perdonas? O el otro aquel como una traca raca raca raca, como una metralleta, raca raca uno detrás de otro en la mejilla mientras le aprietas con la mano la boquita y ella dice qui mi dijis, que no te voy a perdonar o, un beso de esos de vale te perdono pero. ¿Pero qué? ¿Por qué siempre hay un pero? No. No un beso cualquiera.
Un beso firmado gracias, mi amor, por todos estos años. Es especial. Sabe a bonito y a te daría un riñón y a no tengo palabras. A sin ti la vida es una mierda y a no quiero que no estés, a mi lado por los siglos de los siglos amén ni un sólo minuto de mi vida.

Después siempre intento follar.

-¿Follamos?

-He quedado con Matilde a correr por el carril bici. No puedo. Me voy. Te quiero. Mua muac.

Y se va. Y yo me quedo. Mirando el cielo...


8 comentarios:

  1. ¿Qué se le pierde a una mujer en un carril bici cuando puede pedalear sobre un hombre?
    ¡Qué venga Matilde y nos corremos todos juntos, yo hago de sillín de bicicleta!

    ResponderEliminar
  2. Mira que hay clases de besos y besos con y sin clase. Porque nos empeñamos en poner una etiqueta a todo.

    Muak kiss

    ResponderEliminar
  3. Jo-der. Que casi me he sentido invasora de tu intimidad pero no, eres tú que tienes ese efecto, ese estilo, esas maneras. Ha sido bonito estar mimetizada en esa estancia por un ratito.

    ResponderEliminar
  4. A mi me cuesta empezar, pero cuando empiezo no sé terminar nunca … nunca! … corto y fácil, imposible! desde un comentario, a un dibujo, una conversación, un beso rico, una despedida, un hola! toooodo se me alarga infinitamente quiera o no quiera … no releo casi nada porque si lo hiciera no publicaría, retocando, cambiando cada palabra, borrándolo todo…hasta por la calle me ocurre, voy con prisa y me digo según salgo de casa, hoy, ni una palabra a nadie María, mirada al frente y cara de velocidad jaja.. pues noooohay manera … me he tragado farolas hablando de espaldas a lo lejos y diciendo adiós hasta a las alcantarillas ;)

    Te ha quedado precioso! en letras todo lo haces bien ;)
    Venga vale! empezamos/seguimos jaja y...
    Recuerda que te avisé, yo no sé terminar ;)

    MuaaaaksS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que te cuesta empezar? la madre que me parió...

      Eliminar