8 de marzo de 2016

Una vara de nardo



No soy un trozo de carne.
No soy ganado.
No soy tu pañuelo de lágrimas.
No soy tu princesa ni hago pis de color rosa.
No soy de piedra.
No soy, o blanca, o negra.
No soy tu proyecto.
No soy tan flexible como una vara de nardo.
No soy tu centro de gravedad.
Ni una estación de paso.
Ni tu último tren.
Ni tu horizonte.
Ni un faro.
No soy estúpida.
Ni sorda.
Ni tampoco estoy ciega.
No soy incandescente. Me apago. A veces.
No soy muda.
No soy una bandera.
Soy una valkiria.
Ni el Sol.
No soy el final de tu camino.

No soy de nadie.

5 comentarios:

  1. Precioso y preciso. Enhorabuena

    Balbi Alma amater Mar.

    ResponderEliminar
  2. Muuuuy bonito Billy, casi tanto como tú. Mua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fic. Me alegra que te guste. Y que me llames bonito.

      Eliminar
  3. Me agrada ese sentido de la pertenencia y la permanencia, aunque creo que una mujer es más feliz vinculada a algún afecto (incluso a una lata de bonito).

    ResponderEliminar