3 de mayo de 2016

Todos los días de mi vida


Si uno dijera siempre lo que piensa moriría inmediatamente.
Pero se puede llegar tan lejos como el home run de Mickey Mantle en los 60
sin decir una sola mentira.
Lo cierto es que
no tengo ni puta idea de por qué te quiero. No rima;
pero es más verdad que cualquier verso.
Quiero decir...¿qué cosa es la distancia?
¿Cómo se miden los días sin ti?

Preguntas que me hago mientras pelo una naranja.

Espacio publicitario:
“Me encantaría, claro,
cagar en la puerta de las grandes multinacionales.
Es horrible: pero soy un ser humano y tengo tentaciones”.

¿Y qué mundo? ¿Cuál de cuáles?
Todo cambia a una velocidad vertiginosa que sólo los pájaros comprenden.

Y a veces los sueños
caben en la palma de la mano.

Como cuando abandonas tus mejillas a su suerte por un beso en la frente.



8 comentarios:

  1. Ah! no, no creas, yo digo “casi” siempre lo que pienso y sigo viva …
    Solo dejo de hacerlo cuando me callo y lo consigo poquísimas veces ;)
    ¿Cómo se miden los días cuando echas de menos a alguien? No se miden, eso sí que mata, se viven rápido ¡a toda pastilla! hasta que llega esa persona o... dejas de echarla de menos ; )

    Lo último que has escrito, lo del beso en la frente Mmm... ¡pa encamarcar¡ ;)

    Pon tu frente y cierra los ojos... MmuaaaksS!


    ¿Estas sonriendo? .. eso espero!


    ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estoy sonriendo porque tienes una voz muy bonita.

      Eliminar
    2. jaja peroo túuuu! Shssss! ...te voy a dar un coscorrón ;)

      Eliminar
    3. Es absolutamente necesario decir lo impensable y pasar por ingenuos o locos.

      Eliminar
    4. ¿Y si cuando llega esa persona necesitáis una pastilla de jabón, para un tiempo limpio de olores y de ocio? ¿Se puede echar de menos la suciedad o es necesario lavar también el ósculo?

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Dejarse así en la cuenca de las manos de un alguien y además que te den un beso en la frente es, la hostia. Pero la hostia. Cierra uno los ojos y le son perdonados todos sus pecados.

      Eliminar
  3. Las mejillas no desconocen la suerte del beso y se abandonan a la recompensa del placer (lo que quiere decir que el beso no es tonto cuando la mejilla se deja tentar).

    ResponderEliminar