22 de mayo de 2016

Todos los inviernos


...eso que hay
tibio en las manos, creo,
cuando doblas calzoncillos
hasta que están perfectos como pajaritas de papel.


3 comentarios:


  1. Yo nunca hago, ni he hecho algo así, pero he visto como la hacía mi madre, pero ¿sabes? coloco preciosas las hojas de lechuga y el tomate en la ensalada ;)

    Si necesitas vitaminizarte silba, un besito con sol y aceite de oliva, ánimo! ;)

    ResponderEliminar
  2. María querida: en pocas ocasiones he visto más amor que en las manos de mi madre doblando ropa. Si a mí alguien me doblara así, me moriría del susto, de tanto amor, sería como una sobredosis...

    ResponderEliminar
  3. ¡El amor en los pliegues de la ropa, saludando al reverendo día!

    ResponderEliminar