8 de julio de 2016

Oh...


¿Qué  tal con Evelyn?
Mete los dedos en un enchufe.
Así.
Pero más bonito.

Como beber lejía con dos hielos y una sombrillita.

Today la Central Line era un concierto de sudor.
Tanta gente y nadie como Evelyn.
Que me ata a la pata de la cama.
Que me folla en los ascensores,
en la parte de atrás del autobús nocturno,
en un callejón  del barrio chino que hace esquina con el Grand Golden Dragón.
Que me tira el tabaco por la ventana.
El celular por la ventana.
La ropa y los zapatos.
Mi Biblia.
El honor.
La bicicleta.

Hasta que sale la primera estrella.
Y sólo entonces,
No sé por qué, me pone el coño en un plato.

¿Qué tal con Evelyn?
Evelyn duerme con una 38 entre las bragas.
Me quiere a ratos.
Otras quisiera verme muerto
y sin embargo...

¿ Qué tal con Evelyn?
No dejes que reciba luz directa.
No la mojes.
Y sobre todo,
que no coma pasadas las doce de la noche.




10 comentarios:

  1. extraño
    pero me gusto...
    ¿Qué tal con Evelyn?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Extraño? Extraño es el gobierno español, por decir algo.

      Eliminar
  2. Por lo que cuentas no se puede estar mejor acompañado, aunque estas cosas sólo ocurren en los sueños de un hombre. La mayor parte de las veces lo que ponen en el plato son criadillas o un entrante de huevos (¡cómelos, son de tu propia cosecha!).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sé que te gustan los infiernos. A mí también.

      Eliminar
    2. Desde el infierno el cielo está mucho más cerca.

      Eliminar
  3. Es un pájaro? Es un avión?
    Es superbilly
    Qué vuelve con sus destornillante e ingeniosa
    Poesía.

    ResponderEliminar
  4. Que no se reproduzca!
    Que grandes bichos, los gremmlins...

    Besitos Billy

    ResponderEliminar