16 de julio de 2016

Volver


Porque lo nuestro, con sus mases y sus menos y sus peces y su pan
no crece en los frutales,
no se vende en botica 
ni ocurre sino aquí,  en este abrazo.
Se labra como la tierra.
Se faena como el mar.
A las duras y maduras y a la cebolla y el pan.
Batallando Trafalgares.
Follando mal y poquito los sábados por la tarde.
Muriendo a final de mes.
Rezando lo que sabemos para empezar otra vez
desde un millón doscientos cuatro grados bajo cero,
desde el mismo vientre que Jonás. 
Porque te sí. 
Porque tú me.
Porque To Be o no To Be ya no me importa 
desde que nos diagnosticaron
mal de amores, ay-ay-ay-ay-,
hasta que sólo la muerte nos separe.




4 comentarios:

  1. Por primera vez, y que no sirva de precedente, follar mal y poquito es poético.
    A fuerza de follarnos mal y "bonito", como en una ranchera, aprendimos el verdadero poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin que sirva de precedente, Mail, no te preocupes.

      Eliminar