21 de octubre de 2016

Espere su turno



Hace poco el amor
me ha dado una patada en los cojones
los tengo, como en flor,
como bolas de billar, como melones.

Y yo que iba cargado hasta las trancas
de buenas intenciones
-por mi padre, que está enterrado en Salamanca-,
y va el amor, y me lo jode,
y se me atranca,
y me deja tirado en la cuneta
sin besos ni caricias, ni una teta.

Es que el amor es gilipollas
para una vez que me comporto (como)
-iba decir un hombre,
dejémoslo en un Peter Pan a los cuarenta-,
que trazo un plan perfecto
basado en un Best-Seller de Jane Austen
viene un viento y ¡Zas!, el amor,
se va por la ventana
y me deja tirado en una isla
que se llama como una prima mía
-“Es un plátano ¿qué es?”-
y como eso es una mierda pido el libro
de reclamaciones.

Hay una ventanilla y
una tía con el pelo como un pollo
(color berenjena) y acento criollo
y le digo que vengo a reclamar,
que me cagon la puta del amor,
que no funciona,
que se avería cuando más lo necesita
-“¿Le ha puesto pilas?”, me pregunta-,
que me devuelva le digo
todas mis esperanzas,
mis sueños,
mi carnet de socio de la Luna

Y la tía mirándose las uñas.

Me dan un vale descuento
para la próxima vez que me enamore,
la de las uñas, ni te cuento,
como se pone,
cuando le digo que se ponga el director.
“Está ocupado”
“Será tocando los cojones”, digo yo,
y la tía pulsa un timbre
y dos tíos como troncos de Secuoya gigante del sur de California
me echan a patadas a la calle.

Y busco un guardia y se lo cuento
y me pone una multa por palabra
y le digo, pero hombre,
¿es que no ve cómo tengo las pelotas?
Y me pone otra multa.
Por idiota.
Y me voy calle abajo
dirección al carajo,
con mi vale descuento en el bolsillo
y el corazón como la carne de membrillo.

4 comentarios:

  1. El Peter Pan de los cuarenta no puede hacerlo con Campanilla, la insidiosa Campanilla sólo ama al Capitán Garfio.

    ResponderEliminar
  2. En el fondo soy masoquista creo.Me da como gustito que todo se vaya a la mierda, de vez en cuando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De alguna forma, sólo desde la ignorancia se comprende la sabiduría, sólo desde el desamor se comprende el amor.

      Eliminar
  3. En el fondo soy masoquista creo.Me da como gustito que todo se vaya a la mierda, de vez en cuando.

    ResponderEliminar