24 de octubre de 2016

Línea 1




Se pueden construir tantas cosas sólo con pensarlo mientras vas en el metro...una habitación, por ejemplo. Con sus cuatro paredes color azucena y un balcón pequeño con cortinas que se mezan con el viento para echar un cigarro, mientras buscas con los ojos entornados en el cielo Casiopea. Con una cama grande con zapatos debajo y a los flancos dos mesitas con una lamparita para leer Rayuela. Tú en tu lado de la cama, yo en tu lado de la cama. Y los besos pequeños. Y luego con la lengua. Y más pronto la hambre. Y más tarde la carne, los huesos, los huy, creo que me voy a...Y qué bien que hay un balconcito. Aquello es Casiopea.

Puedo inventarme un pasillito largo con fotos colgadas de mí y tú haciendo el tonto. Un pasillo que acabe en la cocina, una cocina con ventana con florero donde pueda poner en agua las flores que arranco de los muros mientras vuelvo del trabajo camino de la casa. Puedo inventarme una tortilla de dos huevos, y puedo imaginarte diciendo mira, lo que hago, y puedo, ver la tortilla pegada en el techo. Y a ti sonriendo. Incluso puedo pulsar play y poner la lambada y cogerte de la cintura y taca taca taca taca Chorando se foi quem um dia so me fez chorar. Y cenar atún de lata. Y de postre otra vez. Allí en el suelo. Y acabar boca arriba con la espalda de lleno en el piso como dos cucarachas, mirando el techo.

Puedo, imaginar, hasta que no es perfecto. Que discutimos por esto o por lo otro y me tiras el tabaco por la ventana y yo te tiro a ti por la ventana y después me tiro yo por la ventana y Cortazar y los vasos de plástico y las cortinas y lo bonito que era esto desaparece por la ventana hasta que no queda de nosotros más que una página en blanco y el eco de un “¿Por qué?”.
Que mientras caemos al vacío junto con las lamparitas o las fotos del pasillo nos fumamos la pipa de la paz y nos posamos como dos pompas de jabón sobre la acera y caminando un rato de la mano nos metemos en el primer bar a celebrar que todavía estamos vivos:

“Brindo por ti, hija de puta.

-Y yo por ti, cabrón”.

10 comentarios:

  1. Y yo que a "Rayuela" no le cojo el punto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni falta que hace, hay que leer lo que a uno le guste y le proporcione gustito en las neuronas.

      Eliminar

  2. ¡Final a bocajarro! ... tu marca ; )

    ¿ Sabes que eso de la tortilla me ocurrió con huevos cocidos? jaja los puse al fuego en un cazo y se me fue el santo al cielo… al volver solo me encontré el cazo achicharrado con el culo negro negrísimo pero ni rastro de los huevos .. me volví loca buscándolos… jaja de pronto! me dio por mirar al techo y… ¡allí estaban ellos! despachurrados como tres proyectiles ;)

    Un besito de pompa de jabón… aterriza suave y no hace daño al explotar ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del culo negro y los huevos te ha quedado de muerte. Lo demás bien. No me hubiera gustado estar delante cuando aquello estalló.
      El besito me lo quedo, que pa eso es mío.

      Eliminar
  3. Todos en el mismo lado de la cama, sin dejar espacio a la discusión y los ronquidos, sobre-posición y sobre-exposición de cuerpos y de almas excitadas. ¡Nunca cerréis las ventanas de la noche para ver como se insultan los amantes el primer brindis de sus celebraciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que me llanen cabrón mientras. Después no. Ni antes.

      Eliminar
    2. Me encanta que me llanen cabrón mientras. Después no. Ni antes.

      Eliminar
    3. ¡Antes, mientras y después si eres el hijo de un cabrero y a ella le ponen los cuernos!

      Eliminar
  4. estás en forma, realmente no sé si eres consciente de lo original q es tu manera de escribir, deberías ser un best-seller, y renovar toda esta gaita de la literatura. a ver si me llega ya tu libro, desde luego tus editores son concienzudos, espero q merezca la pena la espera. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy absolutamente seguro de que lo vas a disfrutar. Para diciembre o Enero ya,dicen.
      En cuanto a mí,prefiero ser un átomo.

      Eliminar