5 de octubre de 2016

Proyecto EVA: ...three...



El plan de Eva es el siguiente: ADN es ADN. Así que ha metido en el maletín el cepillo de dientes de Natalia, porque dice, que alguien que puede saber lo que va a pasar cuando el virus ODP mute en asesino en serie de la humanidad, también tiene que saber cómo arreglar esto, si no, ¿para qué mandan un mensaje desde el espacio interestelar? Así que te vas a meter en la máquina, y vas a viajar, dice, por toda la galaxia y cuando llegues, te vas a ocupar de Natalia, porque sabes, el ser humano se merece esto, porque sabes, el ser humano, es extraordinario.

Cuando ha dicho extraordinario, me he acordado de todos los jefes que he tenido y que no han pagado mi seguridad social. Del presidente del gobierno. De las empresas donde trabajé 12 horas y cobré 6. De el estrangulador de Boston y de Hannibal Lecter. De Atila. De las victimas del terrorismo, de las victimas de la violencia machista, de las victimas de la inmigración. De Europa. Aquel sueño. De la guerra Santa y la conquista del Oeste. De Caín.

Eva está loca.

Pero me gusta cómo suena extraordinario. Sí, Eva, ta-tachan ta-tachan me voy a montar en una nave espacial con un cepillo de dientes y a tener en un nuevo y maravilloso planeta en el quinto carajo un montón de bebés con mango anatómico.

Por favor...

Pero pasa que la quiero. Aunque no se lo diga. Porque Eva sí es extraordinaria.

Salimos hacia El Cairo esta mañana. Había dinero en el maletín. Aunque intentaremos pasar inadvertidos. Viajaremos en bus. Dormiremos en pensiones baratas. Tal vez nos estén esperando a los pies de la pirámide, pero supongo que a mi Eva se le ocurrirá algo.

Mientras tanto, en algún lugar del mundo, alguien está llamando por teléfono a la gente importante de los laboratorios:

-Tenemos un problema con el ODP. Ha mutado. Aún no sabemos cómo.

-¿Cómo de gordo es esto?

-Se transmite por el aire. Y es mucho más agresivo.

-Pero lo habéis aislado a tiempo...¿verdad?


No hay comentarios:

Publicar un comentario