9 de noviembre de 2016

Feroces




Supermercado. Una y media de la tarde. Caja nº 6. Cajera: Patricia. Me ha devuelto 2 euros de menos.

-Perdona...

-Dígame.

Ella es joven. Yo no.

-Creo que me has dado dos euros de menos.

El creo es retórico. Puro trámite. A veces soy amable. Son 11,90 y me ha dado el ticket y 6 con diez. Faltan dos euros.

-Yo...no sé...¿seguro?

Seguro no hay nada en el mundo Patricia. Pero sí, porque:

-¿Estás pensando en Carlos?

-¿Cómo dice?

-¿Se llama Carlos no? El que tienes tatuado en la muñeca. El que te ha regalado ese collar- “Patricia”. En letras doradas-, que por cierto, no es de oro, es chapado y por eso te hace, esas, pequeñas rojeces en el cuello. Un tío que te regala bisutería-¿te dijo que era oro?- no merece que llores por él.

-¿Quién es usted? ¿Un amigo de Carlos? ¿Le manda él?

-No he visto a Carlos en mi puta vida. Pero has llorado hace poco. En el baño. Todavía tienes rimel en el cuello de la camisa. Y los ojos rojos. Y no es rojo ordenador. Y te sale un paquete de clinex por el bolsillo del pantalón. ¿Cuánto hace que habéis terminado? ¿Cinco días?

A la señora de atrás mío le falta un segundo para soltar por la boca dios sabe qué:

-Oiga, que hay más gente esperando y tengo mucha prisa.

-Señora, no la está esperando nadie. De aquí se va usted a jugar a las tragaperras, con esos dedos sin huellas digitales casi, de andar con moneditas todo el día, por eso su marido no le habla, porque se lo gasta usted todo en lo mismo y por eso se lo hace callar al hombre con cerveza en pack de seis. Y luego comen alubias de lata calentadas en el microondas, esas exactamente, y después ve su serie favorita mientras su esposo ronca como un cerdo su sueño dorado, que era ser otra cosa que esto; pero claro, de eso hace tanto, de los sueños, ¿verdad? Los sueños se fueron al carajo cuando nació el tercero, las horas extras, las pocas ganas de levantarse de la cama, ¿para qué? Si ya no hablaban, si la vida se había convertido en hacer de comer para siete y mirar por la ventana.
Y además, señora, Patricia está preñada. ¿Se lo habrá dicho a Carlos? ¿O se lo ha dicho y por eso la ha dejado en la estacada?

-Sólo mi madre sabe que estoy embarazada.

-Ahora ya no. Te llevo viendo tiempo y te aseguro, que esas tetas no son las de antes. Son tetas de preñada. Y la forma de tu nariz ha cambiado, y esos, granitos en la cara y, perdona, pero ese botón de la camisa va a estallarte, ahí, justo a altura del ombligo.

-Chica...(señora ludópata)...sólo llevo esto; ¿podrías cobrarme?

Patricia está a punto de llorar.

Por los megáfonos anuncian una oferta de yogures de mermelada de manzana y queso blanco, en tarros de vidrio.

9 comentarios:

  1. Realmente las tetas son el espejo del mundo... Me falla la cuenta, ¿no son 5,80?
    Sólo tienes que insinuarle que te harás cargo del bebé para prodigar el caramelo de sus ricos pezones, pero que te devuelva los dos euros por adelantado, ¿qué son esas confianzas con la gente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un poquito desagradable con tus comentarios...soy mujer y lo siento, pero te lo tenía q decir... Lo has puesto a huevo.

      Eliminar
    2. Pues mira Sonsoles, yo tb soy mujer y te diré que RAUL no es desagradable en absoluto, se expresa diferente a la mayoría, cierto, necesitas leerlo asiduamente para comprobar su valor e ingenio ... como la tónica, la primera vez no te gusta si insistes le pillas el punto .. al final teencaanta ¿ a que sí BiIly ?

      Jooo Billy por favor!! vuelve en ti que tengo que venir yo desde el centro de la tierra de profundo que he caído y sigo cayendo ni no escribes
      .
      .
      .
      .
      .
      a defender tu fuert

      .
      .
      .
      e


      Patricia va a dar a luz y tú eres el padrino!!!
      Si no apareces será la madrina la Sra ludópata e imagina que niño puede salir con una madrina así ;)

      Vuelve proontooooo

      ;-)

      Eliminar
    3. El problema es que nunca cuestiono si mis palabras son oportunas cuando siento la necesidad de expresarse, y eso conlleva serios problemas de concreción y situación.
      Menos mal que hay una mujer que defiende mis desatinos, aunque tampoco me desagradaría que me insultara un poco más: mejor exabruptos que besos.
      De todas formas tengo que decirte que me gustan los comentarios tan directos, porque así uno no se pierde en formalidades ni interpretaciones.
      Si soy desagradable es porque no tengo ningún interés en agradar.


      Eliminar

  2. Le has hecho de la arañita MARILU a Patricia y de paso por la música ( otra vez preciosísima .. van tres de tres ;) y dos pinceladas q se te han escapado e le texto me parece que estás un poquito pocho... ( ahora hago yo de Marilú contigo) ...el otro día me escribiste algo así como que la aceptación da equilibrio..es eso, no es que te hagas viejo, es q te estás equilibrando ;)

    Un besito de oferta dos por uno y 30% de descuento en el próximo
    (.. hoy estoy fatal de la cabeza .. a mi no me equilibran ni a tiros xD! ;)

    Ah! y si con esto querías demostrar q eres mucho más q un guionista de pelis de amor ... no hacía falta.

    Lo sé!

    ResponderEliminar
  3. No, perdona...
    Sigo estando más abajo
    .
    .
    .
    .
    Yo

    ResponderEliminar