1 de noviembre de 2016

Pero no se lo digas a nadie




Si brotas In my Life si alguna vez- no sé si por error o si por suerte, por ganar una apuesta o porque te ha salido cruz-,
si de repente, abro un cajón y allí estás tú,
entre los calcetines y las gomas de borrar y los mecheros, vacíos, si
te me caes encima y voy sin paraguas o
sales de una chistera o floreces vestida de lirio sobre un piano blanco, si te ocurriera que
se te antojara porque has visto una luz
(si alguna vez), al otro lado,
quiero que sepas que cuando diga “No”,
es que estoy deseando que me hieras
de muerte labio a labio.

2 comentarios: