14 de noviembre de 2016

Winter shadows




Durante los interminables meses que siguieron a la repentina muerte de mi hermana Catherine aquel octubre y por orden expresa de mi señora madre, hube entonces de seguir un riguroso luto que incluía además del negro de una falda de paño hasta el tobillo, una faz tristísima y los párpados caídos y por supuesto, un minuto de silencio que acababan siendo siete u ocho a la hora del véspero junto al cerezo donde habían plantado el mármol con el nombre de la niña y dos serafines tallados en cedro a cada lado con trompetas en los labios pintadas a mano en pan de oro, o si estaba nevando, sentada junto a la chimenea con las rodillas juntas y un severo mutismo de flor de jarrón que apenas era interrumpido por el cambio de postura de los gatos enroscados en un sofá estampado con motivos navales y mapas de la Costa del marfil, porque todo, todo, era poco para honrar la memoria de una cría, que sentada al piano con aquel trajecito de raso traído de París y aquellos charoles en los pies brillantes como ojos de ballena, parecía un ángel, qué pena, que su padre, se hubiera traído del último viaje a la Guayana aquella fiebre rara "y tú-decía mirando la pared-, todavía tan viva”.  

14 comentarios:

  1. ¿Y dicen que los enterradores no tienen alma? Hay una literatura que literalmente te folla y te embalsama aunque no resucite a los muertos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que me gusta cambiar de registro, meterme en callejones sin salida donde tenga que improvisar, con la misma sopa de letras que uno usa para un bonito poema con cielos estrellados,una fuga.

      Eliminar

  2. Durante los interminables segundos que siguen a leer algo taan hermoso se congela el tiempo y … nada. Ya está…
    Raul lo ha dicho tan mágicamente perfecto q como venga Sonsoles a decir que no le gusta su comentario… con vuestro permiso le doy con la sartén , luego le beso el chichón ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendrías que ver la mirada de asco de señora madre,y como si segunda hija terminó por huir a California con un empleado del gobierno.
      A lo sumo, lejos es más.

      Eliminar
    2. Si Sra madre tiene cara de asco y la 2ª hija se fue a Califronia, tú no estás triste ... ok! Me dejaste hundida con estas preciosas letras tuyas y esta música ... creí q estabas por los suelos ... siempre me creo lo que leo ( si me suena de verdad)
      .. soy imbécil sin remedio jaja

      Lejos nunca es más, solo es...
      Algo más ;)

      Un besito...
      Me alegra muchísimo q no estés triste!

      Eliminar
    3. Por esa regla de tres de creer lo que escribo,yo habría muerto unas 3452 veces, resucitado otras tantas,ido y vuelto a la luna,salvado un dragón,tatuado mi cuerpo todo con nombres de flores en latín,saltado de un barranco, bajado a los inviernos, comido carne humana y un largo etc de imposibles, digo yo.

      Eliminar
    4. No me refería a lo que cuentas, me refiero al tono que se respira bajo lo que cuentas ... es el tono bajo las letras lo que huelo ... eso lo que me hace intuir cómo está el ánimo del que escribe ( si le leo mucho y le conozco un poquito ) como cuando ves la cara de alguien ... su gesto te dice todo antes de que te decir una palabra, pero debe ser q como en la realidad... mi mente está acatarrada y no huele ...me ocurre eso desde hace años, tengo nariz y no huelo nada... pensaba que con mi mente podía suplirlo, huelo recordando olores.. pero va a ser que no...ni aquí, ni fuera.

      No obstante, genial! que por esta vez sea así.

      Eliminar
    5. Joder... ¿Qué estáis haciendo con vuestros comentarios? Me estoy corriendo de puro éxtasis con los diálogos!!!

      Eliminar
    6. Esta es la poesía que me va, una poesía detrás de la poesía, o, ¿una poesía por detrás?

      Eliminar
  3. La música ...
    Bufff remata!

    A mi por favor que me incineren ... de esta noche no paso...y aun no es invierno... ¿ qué va a ser de nosotros ?


    MuaaaksS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí, por favor, los buitres...

      Eliminar
    2. ¿Cómo pueden gustarte tanto los picotazos? eeesssqueeee noo lo comprendo... y encima tú, siempre besas.

      Gracias!

      Eliminar
    3. Sólo me agradan los besos que desembuchan su alimento en el nido!!!

      Eliminar
  4. Prohibido escuchar a Chet si hay sombras dentro, es letal! por favor tápate los oídos ... no sé ... mira la luna, hoy es mágica, súper brillante, seguro que cura.

    ResponderEliminar