1 de diciembre de 2016

Alone Together




¿Recuerdas el día, Chet
que Miles te dijo: “Vive un poco, chico, y luego vuelve”?
Que aquel no era tu sitio. No todavía.

Por supuesto yo también hubiera llorado por Jane todos los días de mi vida.

Pero en el fondo, Chet, todo tu amor de ángel caído
era para aquella trompeta.
La única cosa mejor que la heroína.

El día que después de mucho y con tan poco apareciste de nuevo en el Birdland,
Chet,
ya sólo te importaba tocar.
Porque era tarde para cualquier otra cosa.

Y eras feliz en el infierno.
De eso se había tratado siempre.

2 comentarios:

  1. ¡Infelices en el cielo y demasiado tarde para regresar a lo que arde!

    ResponderEliminar
  2. Chet vivía atrapado en este mundo. Le gustaba drogarse. Le encantaba y sabía el precio. Por siempre, Chet.

    ResponderEliminar