7 de diciembre de 2016

No estamos solos



A veces subo al metro sólo para asegurarme de que aún sigo vivo. Me quedo mirando a la gente, pongo a sonar esta canción , subo el volumen y el tren nos mece, a todos, hacia algún sitio al que tal vez ni siquiera vamos a llegar. O sí. Nunca lo sabes. Y lo que ves es más hermoso entonces de lo que puedes comprender, aunque sería algo parecido a ir en el mismo barco. Atravesar esa marea llamada fin de mes, ver dormir a tus hijos, llorar a tu padre en navidades... este es justo ese momento en que la vida podría descarrilar, y justo en la cresta de esa ola, justo antes del Tsunami, somos todos lo mismo. Ni mejores, ni peores, ni de Messi o de Ronaldo. Somos muertos. Y todos los muertos son iguales. Y entonces pienso, sí hay que morir para entenderlo. Para abrazar a otro. Para que todas las palabras bonitas de todos los coranes y biblias y libros de Coelho y memes del mundo se hagan realidad. Miro a la gente mandar mensajes a otra gente con sus teléfonos móviles e imagino, en cada sonrisa, un ya estoy llegando, un te echo de menos, un qué hambre tengo y un pues no he hecho nada de comer y un vale, pues pedimos una pizza, y, ya imagino a qué huele, a qué debe saber al calor de una estufa mientras miras la tele e intentas decirle por debajo de la mesa con el pie, estoy deseando acostar a los niños para ya sabes qué. Miro a la gente y pienso, aún tengo tanto que aprender de vosotros y, me bajo en la siguiente y me subo el cuello del abrigo y me pierdo entre las calles más estrechas que encuentro, con algo de esperanza sonando en mis bolsillos.  

6 comentarios:

  1. así dará gusto lo público del transporte y lo desconocido de las caras, las calles y sus encuentros...
    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo hay que poner un poco de tu parte. Todo es más fácil si pones un poco de tu parte.

      Eliminar
  2. Mmmm.. bueeenos días compi de viaje! ; )
    Yo no necesito morirme para saber que todos somos iguales pero diferentes
    Meencanta saber q estás ahí meciéndonos con tu música en letras mientras viajamos. Mil gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque eres una elegida.
      Crees que el Olimpo va por ahí repartiendo sonrisas como la tuya?

      Eliminar
  3. ¿Cuántos céntimos de esperanza ciega?

    ResponderEliminar