16 de marzo de 2017

Cada uno de nosotros, es un puto milagro



Los ojos son bonitos donde están: en esa cara tuya por ejemplo, no
rodando por un plato. Tan hondos y bravos los ojos de tu cara. Cuánto misterio.
Si yo fuera un árbol-recapacito-, un árbol grande y alto
¿daría suficiente sombra? ¿y frutos? ¿daría frutos?
No debe ser fácil ser un árbol.
Ni una e minúscula.
No debe ser fácil ser el viento. Pasar siempre de largo.

No sabemos morir, insisto.
Como si algo fuero nuestro. No mío al menos: sólo soy el papel de regalo.

Y además hoy he escuchado esa canción, ya sabes.
No termina bien. La chica hace la maleta.
Pero me gusta el solo de guitarra y la he escuchado tres mil quinientas veces.
Ayer en cambio me robaron la cartera. Con tu foto dentro.

Mañana es tan, raro todo a veces.

Si hay algo que merezca la pena, es ahora.
O tal vez todavía.
O por lo menos, más, más lo que sea contigo.

6 comentarios:

  1. Me gusta imaginarte como un árbol, con las raíces nutriéndose en la tierra, pero la cabeza siempre mirando hacía el cielo.

    Que capullina la vida a veces, ahora que ella te había encontrado, te quitan la cartera :(

    Supongo que eso es lo que cuesta aprender, que nada es nuestro, solo prestado. Buenas noches, querido desconocido :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy fácil hablar contigo. En cuanto a la vida me gusta tal y como es, con todas sus putadas y sus cosas bonitas. Vivo mi tiempo.

      Eliminar
  2. Hola Billy!!!!
    La vida es un milagro, cualquier clase de vida y aquí estamos nosotros, muchas veces sin saber cómo vivirla. No, no es fácil. Pero seguimos adelante como sea.
    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  3. El peor de los milagros, en cuestión de proxenetismo, es la puta clientela...
    Estoy contigo. A veces hay que dejar de tener ojos en la cara para darnos cuenta de lo increíble.

    ResponderEliminar