18 de julio de 2017

Yo me perdono


A mi manera, soy feliz. Soy feliz viendo como dan vueltas las bolsas de plástico en el suelo, como giran y giran sin moverse nunca del mismo sitio y de repente, un aire se las lleva a vivir grandes aventuras. Pero no soy feliz cuando un señor don jefe quiere subirme el sueldo para que se la chupe. Yo ya te la chupo si eso a lo mejor un día. Pero no me sobornes cabrón. Soy feliz en realidad con casi cualquier cosa. Si me encuentro una piedra bonita, la guardo en el bolsillo y soy feliz. Si casi me mata un automóvil porque voy distraído pensando en tonterías, soy feliz. Porque no me ha matado. Soy feliz cuando veo el sol otro día más y pienso, joder, no hay quien pueda contigo mundo, ahí estás otra vez, radiante, a pesar de tanto hijo de puta suelto. Soy feliz cuando mojo las galletas en la leche. Cuando alguien me quiere joder el día. Porque de paso saco a mear a los lobos. ¿Por qué la gente se empeña en tocarnos los huevos? ¿Se aburren? ¿Es una hormona? ¿Disfrutan? No lo sé. Ni quiero. Cada vez me interesan menos cosas. Y otras, más. Los violines por ejemplo. ¿Lloran? ¿Se ríen? ¿Van por la noche a la nevera a comer helado? Soy feliz cuando menos me lo espero. Cuando me traga por ejemplo la boca del metro y delante, en las escaleras mecánicas, una flor se pasa por detrás de las orejas la melena y así con toda aquella tormenta pelirroja al viento va dejando tras de sí ese olor a magdalenas y a vainilla y a pecas que lo hace soñar a uno que de un momento a otro se va a volver y va a decirte que te quiere y que eres el amor de su vida y que quiere tener muchos niños contigo y que por qué no empezamos ahora, aquí, antes de que lleguemos abajo y despertemos. Soy feliz cuando meto la mano en el bolsillo y me encuentro una piedra bonita. Cuando escucho a los músicos ambulantes cagarse en la vida con sus altavoces a toda hostia y esa sonrisa en la cara de me la pela todo, menos mi puta guitarra. Vete a tomar por culo, Marie Louisse. Pero no soy feliz cuando alguien quema al tío que dormía en el cajero con gasolina. Soy feliz cuando dejo la cama sin hacer. Cuando debajo de la lluvia. ¿Que para qué? Para mojarme. Soy feliz cuando me quedo sin un céntimo, y algo en mí me recuerda que no es tan importante. Soy feliz mirando el cielo. No sé exactamente para qué. Pero es que es tan azul. Soy feliz conmigo a solas. Aunque tenga esta cara. Soy feliz si me equinoccio, total, cualquiera se equinoccia, el caso es aprender a ser más humano. Soy feliz cuando escucho las sirenas en la noche de los coches de la policía y los perros ladrándole a la luna en los charcos y el borracho de la esquina vomitando otra vez en el parquímetro y sé que la vida continúa. Soy feliz cuando me asomo a una ventana y no tengo ganas de saltar. Soy feliz con un trozo de pan. Con todas estas cicatrices. Con este pelo blanco. Cuando suena este vals. ¿Lo escuchas? Es lo bueno de estar un poco loco, que puedes tener toda una orquesta en la cabeza completamente gratis. Soy feliz con tantas cosas que a ratitos soy feliz. Mi tren se va, por cierto. Ya vendrá otro. Al fin y al cabo, esto es una estación.



29 comentarios:

  1. Porqué no dejan a los locos ser felices?
    Porqué nos clasifican?
    Porqué se empeñan en adiestrarnos?
    Porqué quieren callar nuestro mundo interior?
    Me gusta ser yo.
    Soy feliz mirando lo que la gente lleva en sus carritos de la compra.
    Escuchando sus conversaciones en un bus lleno.
    Soy capaz de inventar mi mundo.
    Un mundo hecho para mí.
    Aislarme en él y mantenerme a salvo hasta que pase mi tormenta.
    Soy bipolar.
    Eso pone en mis papeles.
    Yo digo que soy especial.
    Se ríen.Creo que por pena.
    No soporto dar pena.No quiero ser la pobre princesa triste del cuento.
    Por eso quise saltar.
    He querido hacerlo tantas veces que perdí la cuenta.
    No me avergüenza escribirlo.
    Descubrí que si consigo canalizar lo que siento puedo sobrevivir.
    Siempre pienso que soy un desastre.
    No dejo que nadie se acerque por miedo hacerle daño.
    Y si traspasa mi armadura?
    Tengo miedo al rechazo.
    Escribias de felicidad y me fui del tema.
    Mi felicidad equivale a comer un helado.
    Mi felicidad equivale a pasear descalza por la orilla de una playa al atardecer.
    Mi felicidad equivale al desayuno de los domingos.
    Mi felicidad equivale a un beso.
    Mi felicidad equivale a una sonrisa.
    No consiste en buscar la felicidad.
    Hay que sentirla.
    Está tan cerca....


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. un comentario interesante
      a un autor
      que es uno de mis idolos
      de esta cosa tan rara que es la red

      un beso Quim

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Joder,Jack,apareces así,de entre los muertos como un resucitado. Qué susto. Y qué pequeño el cibermundo,un pañuelo casi.
      Me alegro mogollones. Seguir aquí todos todavía en este reducto de locos. Toda una hazaña.

      Eliminar
    4. Hay que currarse la felicidad,Quim,como todo en esta vida.

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    6. Estás entre amigos Quim. Uno más loco que el otro, eso sí.

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Siempre detrás de un tren llega otro, aun cuando ese otro no sea el que necesitemos.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto? Cuántos trenes habré cogido que no eran el mío y he llegado a tomar por culo? Mogollón. Pero ya que está uno allí...

      Eliminar
  3. simplemente...es un placer volver
    y saber que eres


    Un abrazo y gracias por escribir
    siempre, y siempre así

    ResponderEliminar
  4. por cierto...Bill
    trata bien a Quim
    creeme...
    merece la pena

    ResponderEliminar
  5. sí Quim...lo siento Bill
    hazte a la idea de que eres la telaraña

    estoy aquí

    https://almadelfines.blogspot.com.es/
    https://elfinaldelviajev2.blogspot.com.es/

    gracias por el spot, Bill...te debo dos cervezas
    y un desastre.

    abrazos a quien corresponda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Chupársela al jefe es la ambición de muchos (y más si ese cabrón lleva bragas y nos trata como una sucia compresa usada). Cuidado!!! Se puede morir de felicidad y es una muerte terrible para los muertos de nuestra felicidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser asqueroso como un resfriado con mocos morir de felicidad con una estúpida sonrisa pintada en la cara. Puaj!!!

      Eliminar
    2. ¡El contrapunto a las bolsas de plástico!

      Eliminar

  7. jajaja hoy este maravilloso blog parece una de esas reuniones terapéuticas en la que se empieza diciendo eso de ... ¡hola me llamo María y soy ( ... lo que sea q haya que curar ) ... Maaaadre mia!!!!!! que guuuusto que siempre haya gente aun más loca que nosotros jajaja ( en el mejor sentido de la palabra ... loca de comérsela a besos por eso Billy jamás pidas perdón, si acaso gracias por capitanear este mágico batallón de chiflados ; )

    jaja ¿ sabes qué? tb yo soy feliz con casi nada, a ratitos largos a veces .. cortitos otros, pero siempre q te encuentro en letras donde sea que te encuentre .. ¿ cómo te cuelas por las rendijas que te cuelas? jaja ... no importa, graaacias! sigue haciéndolo y sobre todo sigue siendo tan feliz dentro de ti, como sonríen tus letras mientas lloran.. ( se te escurren las lágrimas aunque brille tu sonrisa .. no sé, eso me parece a mi, seguro que me equivoco .. ya sabes que leo con las pestañas de la nariz ; ) en realidad la felicidad es un estado mental al alcance de nuestra mano, como encender la luz d una habitación apretando el interruptor, un simple click... A la derecha del cerebro según entramos.

    Mil besos verdaderos llenos de sonrisas q hagan cosquillas !





    PD
    Ah! y...
    Graaacias a tooodos aquí y ...
    Absolución general !!!

    ; )



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres feliz hasta con una pierna escayolada Maria.

      Eliminar
  8. Buscar la esfericidad y sentirse alejado de una patata arrugada, que es el mundo. Mas allá de la nada complice del alejamiento de un desdecir confuso. Si un ron aleja el aposentamiento de los cuervos negros como una aplopejia blanca. Felicidad del no decir ausente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mas yo dirìa algo que mi mente no consolida en palabras. Como si un gesto, como si el aire de un gesto se inyectara en un ??ahogo?Es por eso me despedi de este mundo. Ricardo Reis decia mas o menos que su verdadero interes era el buscar las maneras de no actuar. Así yo.

      Eliminar
  9. Asì no yo. Yo no soy mas feliz que el cuajo.ojo.dejo.mojo.y mojito. Ron 1919.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma ya!!! Si Freud andara por aqui nos monta una franquicia seguro.
      Un saludo Mente.

      Eliminar
  10. Y además está lloviendo... eso siempre retuerce un poco la tristeza de la felicidad de ser y no ser feliz... ¿dónde están las sillas? O me siento en el suelo, vale...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto supongo que será como Matrix,lo piensas y aparece. Ves:una silla.

      Eliminar