10 de marzo de 2018

Los viajes de la Ephesus, día 8



-¿Dónde estamos?

-Perdiste el conocimiento, comandante. ¿Cuántos dedos hay aquí?

-¿Tienes brazos? ¿Cómo coño tienes brazos?

-Tuve que tirar de ti en aquel agujero de gusano. ¿Qué tenía que hacer? ¿Dejar que te tragara? No tuve más remedio que gestionar la situación. Así que me permití fabricar un par de extremidades.

-¿Y eso es un tatoo? ¿Amor de madre?

-De no ser por mí ahora estarías vagando a saber por dónde y en qué dimensión, o en ningún sitio, muerto de frío, a oscuras, y antes de que pongas esa cara que pones y abras esa boca que abres y bla bla y bla y que es mi obligación velar por tu seguridad, que ya lo sé, deja que te diga que eres el ser humano más desagradable que conozco.

-Soy el único que conoces...¿Dónde estamos?

-No lo sé.

-¿No lo sabes?

-Algunos de mis sistemas se estropearon con la tormenta. Pero no te preocupes, puedo arreglarlo. Saldremos de aquí, y por suerte, pudimos reabastacer las unidades de oxígeno en la base de reabastecimiento. Hasta había chocolate, y por cierto, piezas de repuesto para reparar la Ephesus: el pomo de una puerta; pinzas de la ropa; una rueda de bici...

-No recuerdo ninguna tormenta.

-¿Cuántos dedos hay aquí?

-Deja de hacer eso, joder.

-A veces es mejor no acordarse de algo. ¿No crees? Bueno, tú lo haces. Te he visto. ¿Es bueno?

-Sólo lo intento. Pero nunca lo consigo. ¿Sabes por qué? Porque me da miedo vivir sin recuerdos.

-En cuanto arregle mi astrolabio podremos continuar el viaje. Mientras tanto pondré a trabajar unos cuantos nanorobots en la reparación de la nave.

-¿Para qué? No vamos a salir de aquí. ¿Verdad?





8 comentarios:

  1. -¡Despierta bella durmiente!
    Quimmmmmmmmmm.....pshhh....pshhhh
    -¡René!
    Que sepas que no soy tu perrito faldero.
    El cuento dice que la bella durmiente despierta con un beso de amor verdadero.
    -Pues vas de culo.
    -¡Ehhh!
    ¿Desde cuando empleas esos vocablos?
    ¿Qué ha pasado?
    ¿Tanto dormí?
    -Entramos en un agujero de gusano y se lió parda.
    Tuve que sacar a nuestro Billy de una liada gorda.
    Le hize un RCPI y le metí la lengua hasta la campanilla.
    Está vivo y yo creo que tú también.
    Y cierra la boca.
    No es para tanto.
    Es cierto que sabía a tabaco masticado,pero alguien tenía que hacer el trabajo sucio.
    -¡René!
    ¡Confiesa!
    Te gusta el comandante
    Y lo sabes.
    Le diste su beso de amor y despertó...jajajaja
    No puedes mentirme.
    Somos colegas recuerda.
    -Estoy en transición...
    Sólo cuido de vosotros.
    ¿Te gustan mis brazos nuevos?
    Me los regaló Billy.
    Creo que debería pintarme las uñas.
    ¿De qué color le gustarían?
    -¡Dios René!
    Estás super enganchado...ó enganchada...
    ¿Cómo narices te digo?
    -René.
    Sólo René.
    ¿Probamos mis brazos?
    -No.
    .
    Puedo......respirar...
    René
    S.O.S.







    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada día busco un motivo para seguir adelante. Los motivos están ahí. Un montón. El problema soy yo. Y es mi problema. Aunque siempre estoy en el camino. ¿Y quién no?

      Eliminar
    2. Estamos ahí querido Billy.
      Hay días que son como si tuviera mi batería al cien por cien.
      Hasta sin querer, sonrío.
      Es maravilloso sentir la vida.
      Disfrutar de ella y sus gentes.

      Pero de repente,
      La batería se apaga y necesito un cargador.
      Me enchufo a Billy.
      Y me voy cargando....
      Despacito....
      Despacito.....

      Después de todo,todavía tengo solución.







      Eliminar
  2. https://youtu.be/WZhfr7JYacc
    Feliz amanecer historiaderos.

    ResponderEliminar
  3. Pero, al final, ¿cuántos dedos había?

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  4. Buuufff! Ya sé por qué te desmayaste, en lugar de comerte el chocolate que te tocaba de la estación de avituallamiento te tragaste el pomo de la puerta y las dos perchas destinadas a reparar la parabólica…¡ eesSsstos comandantes! jaja ... y claro la pobre René, agotada después de arrastrarte y enfrascada en dar con las coordenadas de reubicación, ni se enteró … A ver, abre la boca y aliméntate como es debido, por eso te me despachurras jaja en fin, os he traído una montonera... del más rico que existe ; )

    Y ahora que prosiga el viaje por favor ...
    MmuaksS!

    ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy intentando comer menos dulce; pero haré una excepción.
      Eres la luz.

      Eliminar