9 de abril de 2018

Manual de instrucciones de yo, fascículo 2



Desde muy pequeño o antes-hablaré en singular-la sociedad-lo llamaré sistema-, me dijo-lo llamaré marcar a hierro como a una res de campo-qué tenía que hacer. Y qué no. En la mesa; en el colegio; en las iglesias; cómo tenía que vestirme; qué tenía que beber; a quién votar, y sobre todo, que triunfar en la vida era imprescindible. Pero bebí lo que me dio la gana y dejé de hacerlo cuando casi me muero-porque me dio la gana-; mi mejor amigo es un cigarro-¿quién no querría morir por un amigo?-; huy-léase huí si se prefiere- despavorido de todo, lejos, a casi otra vida, de todo lo que me había enseñado la tremenda maquinaria. De la cosmética y el vino caro y los zapatos tan brillantes que pudiera verse en ellos mi puta cara. No quise ser especial ni mejor ni siquiera servir para algo, y si me dejaran, iría todo el tiempo por la calle en pijama. Conocí a putas y borrachos y yonkis y dueños de antros y músicos de jazz y gente sin dinero, esperanza, o un techo, otras manos, un lugar que recordar, y os puedo asegurar, que eran las mejores personas del mundo. Eres lo que queda de ti cuando entras al cuarto de baño. Tú y toda tu mierda. Hasta los reyes cagan. Lo interesante es en qué piensas cuando estás sentado ahí, y te miras al espejo y te acuerdas un momento-ese momento-de que estás engañando a tu persona favorita-por la espalda-, o has despedido a mil empleados-a traición-, o nunca, jamás, ni-una-sola-vez, has cumplido tu palabra. Eso es triunfar. Ya te digo. O a lo mejor no tienes ni un centavo pero estás pensando en los juguetes de los niños-los reyes magos son los padres- o un collar bonito para el perro o en hacer una tortilla sin huevos. Se puede. Pero hay que tener mucha imaginación. Suele pasar que cuando has fracasado-artículo su puta madre del sistema-, tienes tanta imaginación que en navidades haces un árbol con un paraguas rotos y lazos para el pelo y bolas de algodón y de estrella, en la punta, un tenedor viejo. Y entonces te abrazan. Y te dicen te quiero. Y creo que, eso es todo lo que tenía que decir.




14 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Quimera, siempre hay salida, no es una quimera.
    Lo mejor de nosotros es lo que dejamos en los retretes, al arbitrio de las escobillas, las cisternas, y algunas narices exquisitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder Mail, te estás ablandando. Al final vas a ser el puto héroe de la película.

      Eliminar
    2. Bueno Quimera, sin datos al respecto de tu situación sólo queda imaginar tu situación, y claro, acertar tu realidad es como acertar la lotería. Pero bueno, aquí está nuestro hombro supongo.

      Eliminar
    3. Perdonad
      Tuve un ataque de pánico escénico.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. te quiero poeta,tienes la puta costumbre de hacernos un lugar en tu mundo.Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no quiero a nadie creo, pero si alguien me cae bien podría darle hasta mi culo, o un riñón.

      Eliminar
    2. Tu elección,.Si no quieres, no te quiero.

      Eliminar
  5. mimo https://www.youtube.com/watch?v=AlftMNmDH00&index=3&list=RDIGkfPZHLa9E

    ResponderEliminar
  6. jaja Mmm qué gusto da leeros/ escucharos* a "todos" ; )

    A ti Billy...¡ qué te voy a decir que no sepas ! nadie como tú describe lo bonito y brillante que luce un paraguas desvencijado haciendo de árbol de navidad... solo siento que quieras tanto a tu cigarro ( no te merece... y lo sabes ; ) y sí, tienes razón, tener éxito no tiene nada que ver con parecer que somos lo que somos, si no lo somos. Si tú eres quien pareces ser ... ¡enhorabuena! Por fuera no importa nada lo que se vea, a solas casi nadie pasa la prueba del algodón ... y bueno, que meeencata lo que tienes que decir, no dejes de decirlo, vale? y ...que ánimo! estoy segura que ganarás tu cruzada frente al mundo, te lo mereces ; )

    MmuaaaksS!

    ResponderEliminar
  7. Claro que lo digo. Por eso le caigo mal a mucha gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es imposible!!!
      no saben mirar al fondo de los ojos, yo te los veo en tus letras ; )

      Eliminar