2 de mayo de 2018

Manera de vivir nº 422566647



Natalie era más fea que un frigorífico por detrás; pero tenía uno de esos corazones dorados y resplandecientes de pájaro, grande y bondadoso. Tenía un nombre bonito, es cierto, y un perro que llevaba con ella más de lo que había llegado a estar ningún hombre. Se llamaba Charles. Estaba casi ciego. Un día Natalie me partió la nariz. Sangré como un cerdo. Nunca más volví a tocar su guitarra. Natalie estaba enamorada de aquella guitarra. Había cruzado medio mundo para conseguirla, estaba, hecha a mano y tenía, un nombre grabado en el mástil: Baby Jhons.
Lo que quiero decir es que durante aquellos años Natalie me salvó muchas veces la vida, y creo, que ni siquiera le di las gracias. Ni por lo de los rusos. Tampoco por pagar el hospital. O la fianza. O vete a saber en qué andaba metido.



13 comentarios:

  1. Sí que es fea pobrecita jaja pero lo sabe, no tienes que preocuparte, tu das las gracias sin siquiera saber que lo haces, hueles a sonrisa y es la mejor gratitud, demás, en esta vida nos salvamos la vida entre todos, nadie salva a quien no quiere dejarse salvar y a lo mejor tb tú la salvaste dejándote partir la nariz ¿Y si después de aquello se hizo boxeadora? ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo merecía. Por cabrón. No me acuerdo, pero seguro.

      Eliminar
  2. https://youtu.be/l8GSyDhI4ow
    Buscándome

    ResponderEliminar
  3. La mayor parte del tiempo somos tan malagradecidos...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo era. Pero tenía el puto Karma en números rojos y me iban a desahuciar del planeta. Ahora le doy las gracias hasta al bolígrafo que se me acaba. Por sus servicios. Y hasta tengo una maceta.

      Eliminar
  4. Me siento vacía
    Llena de agujeros
    Como si hubiese vuelto de una guerra moribunda.
    Me repito yo puedo yo puedo ..
    ..
    Pero no puedo.
    Quiero rendirme
    Levantar la bandera blanca
    Arrodillarme y desaparecer
    Todos nadan y yo me hundo sin más
    Mi cabeza no para de pensar
    Y ya sé que cuando sonrío soy preciosa
    Pero quisiera por una puta vez en mi jodida vida que alguien me dijera ven,vamos a llorar todo de una vez.
    Y que me abrazara sin apretar
    Y que me besara sin morder
    Y que no me quisiera
    Que me amara sin más.
    Éso me ocurre.
    Éso y más.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y dónde está Juana?
      Y Billy?
      Y fotógrafo, ¿cuál es tu nombre?
      Y Jack, ¿Porqué desapareciste?

      Eliminar
    2. Todos seguimos aquí. Si no quién va a traer magdalenas...

      Eliminar
    3. Y puedo mojarlas en el café y sorber?
      No te lo he dicho antes
      Lo siento,
      Creo que soy un cenicero.

      Eliminar