6 de febrero de 2019

Berilio


Como tenía las pestañas del largo de pestañas de jirafa mucho antes
de que fuera a besarte
ya te hacía con algo cosquillas en las gafas.
Después su bicho como un depredador invertebrado buscaba a lo hondo tu bicho,  lo invocaba, con un canto de espuma de sal
hasta que el hambre de morderle los pellejos te encontraba.
Como ir al circo, así  era :
"Sobre una pata. Hazte el muerto. Ladra. Ve por el palito ".
Porque eran besos de triciclo.
De meter la cabeza en el león.
Besos Te y besos A y besos mo.
Y en mitad de la pista, un vaso de agua al que había que lanzarse
como se hinca en el mar un alcatraz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario